Pastel de carne con espinacas y puerros.

Pastelitos de carne con espinacas

Son muchos los niños que oyen la palabra “espinacas” y salen a correr o cierran la boca. Las espinacas tienen unas excelentes cualidades nutritivas, por lo que sería deseable que formaran parte de nuestra dieta habitual (y de la de nuestros hijos). Para todos esos niños que no quieren comérselas he inventado esta receta. Ya se la he preparado varias veces a mis hijos y les ha encantado. Tanto es así que muchos días me preguntan: “Mami, ¿Cuándo toca pastelitos de carne con verduras?”

Aprendamos algo sobre las espinacas:

Las espinacas son una buenísima fuente de vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destaca su contenido en vitamina C, vitamina E y betacarotenos, todos ellos con función antioxidante y vitaminas del grupo B, siendo especialmente ricas en ácido fólico, necesario para los procesos de reproducción y proliferación celular. Las espinacas son también muy ricas en calcio, magnesio, potasio, fósforo zinc, yodo y hierro, aunque este último en cantidades mucho menores a lo que la gente piensa (por aquello de Popeye, ya os contaré otro día la anécdota de porqué se le atribuía a las espinacas de Popeye tanto poder). Por último las espinacas tienen gran cantidad de clorofila, cuya estructura es muy similar a la hemoglobina, siendo muy recomendable su consumo en los procesos anémicos. La clorofila también tiene propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

Vamos con la receta.

Ingredientes (para cuatro personas):

  • 1 puerro (o una cebolla pequeña)
  • 250 g de espinacas (en el supermercado podéis encontrar bolsas de espinacas lavadas y listas para consumir)
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • 500 g de carne picada (yo os aconsejo que la compréis en la carnicería, de una pieza que no tenga demasiada grasa ni tejido conectivo y que os la piquen en el momento. Las que venden en paquetes ya picados en los supermercados tienen conservantes, mucho tejido conectivo, lo que la hace más dura, y además le añaden mucha grasa).
  • 1 huevo
  • 1 chorrito de leche
  • 1 puñado de pan rallado
  • 1 pizca de sal.

Picamos el puerro y lo ponemos a pochar en una sartén o cacerola con un poco de aceite, picamos las espinacas muy finitas y añadimos al puerro. Dejamos pochar a fuego lento hasta que estén blanditas.

Mientras, ponemos la carne en un bol y añadimos el huevo batido, el chorrito de leche, el pan rallado y la sal. Removemos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Cuando el puerro y las espinacas estén hechos los añadimos a la carne. Ponemos la mezcla de carne con verduras en un molde grande o en moldes pequeños con distintas formas. Como veis en la foto yo los he hecho en moldes pequeños de magdalenas con distintas formas y a los niños les encanta porque luego les resulta muy divertido elegir. Los metéis en el horno a 200 ºC y los dejáis hasta que estén hechos (el tiempo dependerá del molde que elijáis, si son pequeños en unos 20-25 min estarán hechos, si es un molde grande necesitará un poco más de tiempo).

Yo se los pongo acompañados de puré de patatas y de salsa que hago con verduras (ya pondré la receta), así que en un solo plato comen patata, carne y verduras. ¡Y les encanta!

3 comments to Pastel de carne con espinacas y puerros.

  • Pedro

    Una interesante receta para que los niños, y no tan niños ;-), coman espinacas.
    Si algún día prueba a hacerlo, ya te contaré si mis niñas se lo comen.
    Gracias por aportarnos estas sencillas ideas para mejorar la alimentación de nuestros peques.
    Un abrazo y sigue asi.

  • paz

    Lo probaremos – tiene una pinta estupenda!!!

  • anamadrono

    Paz, ¿habéis probado ya la receta? ¿Les ha gustado a tus pequeños?

    Ya nos contarás. Saludos, Ana.

Deja una respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>