Deporte y enfermedades asociadas al calor

termometro2

Ya estamos en primavera y las temperaturas empiezan a subir. Muchos de vosotros vivís o iréis de vacaciones a lugares muy calurosos y húmedos, y me gustaría que tuvierais en cuenta que estas condiciones pueden afectar mucho al buen funcionamiento de los procesos fisiológicos y sobre todo a la capacidad que tiene el cuerpo de termorregularse, debido fundamentalmente a la pérdida de sales y líquidos a través del sudor, por lo que es absolutamente vital que bebáis abundantes líquidos mientras realicéis cualquier actividad o estéis expuestos a estas calurosas condiciones.

Las enfermedades asociadas al calor son la segunda causa de muerte en atletas jóvenes. Los principales factores que afectan a la patología por calor son: ganancia de calor externo (aumento de la temperatura ambiental), aumento de la producción del mismo (por una actividad física intensa) y disminución del poder de dispersión (fundamentalmente por falta de líquidos). La alteración de una o más de estas variables puede desencadenar en enfermedades asociadas al calor. De esta forma la temperatura ambiental elevada, la humedad elevada y el ejercicio físico que impida la pérdida de calor, pueden aumentar la temperatura corporal 1oC cada 5 minutos. La fiebre y multitud de fármacos y drogas como la cocaína, anfetaminas, antidepresivos, etc., son posibles factores desencadenantes de una patología por calor.

Las alteraciones clínicas que se pueden desarrollar como consecuencia de una alteración en el proceso de la termorregulación, son:

Edema por calor: es el edema (hinchazón producida por la retención de líquidos), que aparece al hacer ejercicio en ambientes calurosos después de un largo periodo de vida sedentaria. Se debe a la vasodilatación y ortostatismo (influencia de la posición de pie sobre la presión arterial). No suele durar más de unos días.

Erupción por calor: son lesiones que se producen en la piel sobre áreas cubiertas de ropa. Se deben a la obstrucción e inflamación de los conductos de las glándulas sudoríparas. El principal síntoma es el picor.

Síncope por calor: es el desmayo producido por una vasodilatación periférica, disminución del tono vasomotor y disminución relativa del volumen sanguíneo. Ocurre en deportistas no aclimatados al calor y que no están bien hidratados.

Calambre por calor: es una contractura involuntaria y dolorosa que afecta a muslos, pantorrillas y hombros. Puede aparecer durante el ejercicio o varias horas después. Ocurre en individuos que sudan mucho por lo que pierden iones y sólo beben agua o líquidos hipotónicos. Se produce porque la deficiencia de sales (sodio, potasio) y fluidos en el músculo produce interferencias en el mecanismo de relajación muscular. En casos leves es suficiente con beber bebidas isotónicas. En casos más severos es necesario un aporte de líquidos y sales intravenoso.

Agotamiento por calor: es un síndrome que se caracteriza por síntomas y signos poco específicos como mareos, náuseas, malestar, fatiga, dolor de cabeza, síncope, etc. La temperatura oscila entre la normal y 40 oC, y el estado neurológico es normal, a diferencia del golpe de calor. Se produce por la deshidratación y pérdida de sales y por la alcalosis respiratoria inducida por el ejercicio. El tratamiento consiste en reposo y administración intravenosa de solución salina.

De entre todas las alteraciones clínicas que se pueden producir por el calor,   el más grave y sin duda una urgencia médica es el golpe de calor. Se produce cuando el cuerpo es incapaz de termorregularse. Del golpe de calor me ocupo en otro post.

De entre todas estas circunstancias, algunas son consecuencia simplemente del aumento de las temperaturas (edema y erupción), por lo que poco podemos hacer salvo evitar los días y horas de mucho calor, pero el resto son consecuencia directa de la deshidratación y pérdida de sales. Por ello no debéis olvidar la importancia que tiene hidratarse correctamente mientras se realiza cualquier actividad física, y más aún si se hace en ambientes húmedos y calurosos. Os recomiendo que leáis el post de hidratación en el ejercicio, donde expongo las pautas de hidratación a seguir.

Fuente: Nutrición en el deporte. Ayudas ergogénicas y dopaje. J. González Gallego, P. Sánchez Collado, J. Mataix Verdú, 2006. Ed. Díaz de Santos.

2 comments to Deporte y enfermedades asociadas al calor

Deja una respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>