Consejos para reducir las grasas a la hora de cocinar

cocina-sana

La forma en la que cocinamos los alimentos cuando estamos intentando perder peso, o si simplemente queremos mantenerlo como está, puede ser crucial para lograr nuestros objetivos. Podemos tomar multitud de alimentos, cuya composición nutricional del plato final que servimos en la mesa, puede ser radicalmente diferente según la forma en la que lo hemos cocinado. Por ejemplo, patatas fritas o al horno, pechugas de pollo empanadas o a la plancha, merluza rebozada o al horno, etc., son claros ejemplos de la gran diferencia que puede suponer elegir una u otra forma de preparación: las primeras son ricas en grasas, mientras que las segundas son más sanas y ligeras.

A continuación os propongo una serie de consejos generales y muy sencillos que os ayudarán a preparar alimentos más ligeros, bajos en grasas y a la vez sabrosos, con todas sus cualidades nutricionales.

  1.  Retirar toda la grasa visible de las carnes y la piel del pollo antes de cocinarlos. Con este simple gesto estaremos ahorrándonos gran cantidad de grasas saturada, que aumenta mucho el valor calórico. Si se desea se puede marinar la carne con especias o hierbas aromáticas, le dan mucho sabor y un toque especial al plato. 
  2. Utilizar formas de cocinado sencillo, que no requieran mucho aceite: plancha, grill, horno, vapor, papillote…Evitando por supuesto fritos, rebozados, estofados muy grasos, etc.  
  3. El empleo de ollas a presión ultrarrápidas permite cocinar con poco agua. Así se preservan todas las propiedades de los alimentos. Lo mismo sucede si utiliza la cocción al vapor. 
  4. Utilizar papel de horno para cocinar carnes y pescados al horno. Esta forma de envolver los alimentos (papillote) permite que se cocinen en su propio jugo, consiguiendo platos muy jugosos y sabrosos. Para añadir más sabor se les puede poner encima verduras troceadas, especias, hierbas aromáticas o rociarlos con un poco de caldo o vino. También se le puede añadir unas gotitas de aceite de oliva virgen. 
  5. Al cocinar estofados, conviene prepararlos con antelación. Esto permite enfriarlos en la nevera y retirar la capa de grasa que queda en la superficie con una cuchara o una espátula. 
  6. Si necesita utilizar alguna  salsa para añadir a una ensalada puede utilizar yogur natural desnatado, rebajado con zumo de limón, al que añadiremos especias o hierbas aromáticas al gusto. Otra buena opción es la salsa de soja.  
  7. En la confección de platos que requieran salsa mayonesa, seleccionar las que son bajas en calorías. 
  8. No comprar salsas comerciales porque suelen contener grasas ocultas. La mejor salsa para la pasta sigue siendo la salsa de tomate natural, que se puede hacer sin aceite a fuego lento y añadiéndole algunas hierbas aromáticas, como orégano, menta o tomillo.

4 comments to Consejos para reducir las grasas a la hora de cocinar

  • Cristina

    Anita guapa, me ha encantado este post. Me parece utilísimo en la vida diaria de todos, adultos y niños. Parece que son cosas obvias pero que con frecuencia y por las prisas de nuestra rutina diaria muchos olvidamos en favor de técnicas culinarias menos sanas y que finalmente nada nos aportan.
    Creo que aciertas al decir que cocinar los alimentos de forma más sana nos lleva el mismo esfuerzo y sin embargo nos aporta muchísimo beneficio, a nosotros y a nuestros hijos.
    Me encanta tu blog.

  • admin

    Hola Cristina, muchas gracias por tu comentario.
    Tienes razón. Comer y cocinar sano es igual de fácil, o más, que cocinar fritos, salsas y rebozados. A veces es sólo un problema de plasticidad mental. Sano=costoso, poco sano=fácil y rápido. Hay que dejar que entren nuevos conceptos y nuevas ideas en nuestro cerebro, y permitir que se asiente la idea de que alimentarse de forma saludable no sólo es muy sencillo, sino que también puede ser delicioso. Sólo hace falta un poquito de ganas y voluntad.
    Espero verte por aquí.
    Un saludo, Ana.

  • Anna

    Hola Ana!Soy Nutricionista y he llegado a tu blog,por el que te felicito!
    Quiero sólo aconsejar que en la papillota es mejor utilizar papel de horo y no de aluminio puesto que es tóxico y llega a la comida, con lo cuál lo ingerimos.
    Gracias, voy a seguir leyéndote!

  • anamadrono

    Gracias Anna!

    Lo cambio ahora mismo. Un saludo, Ana.

Deja una respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>