¿Leche de vaca o leche de soja?

leche

Mucha gente me pregunta cuál es mejor. El bombardeo de información sobre los beneficios de una y las maldades de otra es enorme. El resultado: gente muy confundida que no sabe qué hacer. Muchas mamás se preguntan si deben dar leche a sus hijos, pues hay numerosos autores, gurús y médicos/terapeutas “alternativos” que desaconsejan totalmente su consumo. Yo personalmente encuentro muy difícil la respuesta. No soy una persona de extremos ni de verdades absolutas. Creo que para tomar una postura clara ante la pregunta de si es mejor consumir un tipo de leche u otro tendría que dedicar muchas horas de estudio para poder contrastar los trabajos e investigaciones que hay en la actualidad sobre una y otra, y no hacer un simple “cortar y pegar” de la mucha información que hay en la red. No obstante voy a dejar aquí algunos apuntes, por si os sirven de algo.

Según la nutrición clásica (la que se aprende en la universidad) la leche es un alimento muy completo, rico en calcio, fósforo, vitamina D y proteínas y depende de si es desnatado o no, con un mayor o menor contenido en grasas saturadas. En general no hay razones para no tomarla (salvo casos de intolerancia o alergia) y son muchos los beneficios de incluirla dentro de una dieta equilibrada.

¿Cuáles son los problemas que puede plantear la leche según sus detractores?

1. Intolerancia a la lactosa: según muchos autores y detractores del consumo de leche, somos el único animal que toma leche de adulto y presuponen que esto es algo “anormal”. Es verdad que muchas poblaciones del mundo son intolerantes a la lactosa (los asiáticos, casi todos los africanos, los indios americanos) pero los caucasianos (blancos europeos) sufrimos una mutación hace miles de años, por lo que tenemos altos niveles de lactasa (enzima que rompe la lactosa, el azúcar de la leche) en el intestino, y por tanto muchos de nosotros somos capaces de digerirla bastante bien, aunque no todos. Hoy en día existen numerosas marcas de leche que comercializan leches bajas en lactosa para solventar este problema.

2. Intolerancia o alergia a las proteínas de la leche: otros autores indican que la caseína es una proteína muy difícil de digerir y que puede ocasionar reacciones de alergia, a veces graves -en cuyo caso se diagnostica una alergia a la leche- o leve -produciendo distintos síntomas-. En estas situaciones su consumo está totalmente contraindicado.

3. Exceso de grasas “malas”, la grasa de la leche es una grasa saturada, que favorece los procesos inflamatorios del cuerpo. Este problema se soluciona tomando las versiones desnatadas.

4. Otros dicen que la leche (y otros lácteos) producen mucosidad en el cuerpo (probablemente debido a los proceso “alérgicos” y al tipo de grasa que favorece la inflamación). En casos de afecciones continuadas de las vías respiratorias -por ejemplo en el caso de niños asmáticos o que siempre tienen mocos (en nariz, senos nasales, pulmones…)- yo sí haría la prueba de eliminar los lácteos por una temporada y ver qué tal responde el niño (o el adulto), pues conozco algunos casos (podéis leer algunos comentarios dejados en este blog) en el que han mejorado al dejar los lácteos.

Además, suponen que la leche tiene muchos antibióticos, hormonas, pesticidas, etc, pero lo cierto es que los controles de calidad son grandes y cuando la leche llega a las fábricas de lácteos o centros de envasado, antes de descargar el camión, se les hacen análisis de antibióticos y si los niveles son altos no la descargan.

Lo que sí me parece recomendable es tomar la leche fresca (pasteurizada), pues su proceso de procesado es más respetuoso” con la leche y no modifica tanto sus componentes de la leche. Si ponéis atención al sabor y comparáis una leche pasteuriza ( fresca) con la leche UHT (la de los briks que puede estar meses fuera de la nevera), os daréis cuenta de que el color de esta última es menos blanco y que su sabor es diferente. Esto ocurre porque durante el proceso de estirilización por UHT (Ultra High Temperature, o Tª muy altas -135ºC-), el azúcar de la leche se carameliza y modifica el color y sabor de la misma. Otros componentes -como las proteínas- también se ven afectados. Este proceso mata todos los microorganismos patógenos (tanto las bacterias como sus formas esporuladas) con lo cual puede estar fuera de la nevera meses sin riesgo a que se estropee. En el proceso de pasteurización la leche se calienta a menos de 100 ºC, destruyendo las bacterias patógenas, pero no todos los microorganismos que contiene la leche, por lo que hay que conservarla en el frigorífico. Su sabor, color, olor y calidad son más similares a la leche fresca. Yo siempre compro leche fresca para mis hijos.

La leche de soja es una buena alternativa para los que no quieran o no puedan tomar leche de vaca. Las semillas de soja, a partir de las cuales se fabrica la leche de soja, tienen gran cantidad de aminoácidos esenciales (de hecho la soja es una de las fuentes de proteína vegetal más completa).

Parece que la soja presenta beneficios en cuanto al control de los triglicéridos y colesterol sanguíneo. El perfil de ácidos grasos es más “cardiosaludable” que el de la leche de vaca (ya que su contenido en ácidos grasos poliinsaturados es mayor, y el de saturados menor).

La soja contiene isoflavonas (genisteína y diadzeína) que presentan una doble actividad; estrogénica y antiestrogénica, por lo que ayudan a regular el ciclo hormonal de la mujer, ayuda a disminuir los síntomas de la menopausia y algunos autores sugieren que, al competir con los estrógenos endógenos, puede ayudar a prevenir el desarrollo de cierto tipo de tumores estrógeno-dependientes.

El contenido en calcio es bastante inferior al de la leche de vaca, por lo tanto, mi recomendación es elegir siempre las marcas que vengan enriquecidas en calcio.

Bueno, después de este resumen teórico, ¿qué opino yo? Si soy sincera no tengo una respuesta clara, pero puedo decir, que a día de hoy, no confío en que los beneficios de retirar la leche a mis hijos, superen a los perjuicios (sobre todo por falta de calcio en una época fundamental de su crecimiento), así que ellos toman leche (eso sí, fresca, no pasteurizada) todos los días. ¿Podría darles en su lugar leche de soja? Supongo que sí, pero no es la opción que he elegido.

Si a tu hijo no le gusta la leche, no hay porqué obliguarle a tomarla, cualquier otro lácteo (yogures, quesos..) puede sustituir sus nutrientes.

En un adulto no veo tan problemático retirar la leche. En su lugar se pueden tomar bebidas vegetales -de avena, arroz, almendras o soja- enriquecidas en calcio. Si sigues teniendo dudas en cuanto a qué hacer (lo que considero totalmente normal, dada la ambigüedad de mi respuesta), prueba a estar una época sin tomar leche, y observa cómo responde tu cuerpo. Como ves la leche de soja es una buena alternativa y presenta grandes ventajas, el problema es que a mucha gente le resulta muy desagradable su sabor. Yo siempre digo que cada uno es quien mejor conoce su cuerpo. Si decides retirar la leche, debes tomar lácteos como sustitutos y si decides eliminar también los lácteos, debes asegurarte una buena ingesta de calcio con alimentos alternativos, como la leche de soja. Las sardinas enteras, almendras, rúcula, berzas, leche de arroz o avena enriquecida en calcio, son también fuentes ricas en calcio.

Me encantaría que compartieras tu experiencia con nosotros. Si consumes leche de vaca o de soja. Si has dejado una y pasado a la otra ¿qué cambios has sentido?

24 comments to ¿Leche de vaca o leche de soja?

  • Hola, Ana:
    Soy Paco. Nos conocimos en Arenas. Muchísimas gracias por esta información tan completa y tan inteligente. Yo llevo casi un año haciendo el experimento de no tomar leche (de pequeño era algo intolerante a la lactosa), ni los yogures que tanto me gustan. Lo hago por el colesterol (que igual genero yo mismo, si tal cosa es posible) y me noto perfectamente. Es verdad que tomo soja enriquecida con calcio. Pero mis hijos toman leche, ya que todavía están creciendo.
    Comparto plenamente lo que dices y te animo a seguir con tan magnífico blog. Un beso.

  • Carlos

    Yo la verdad es que sí noto que estoy empezando a tolerar peor la leche. A mis 41 años cuando entreno para fuerza y me tiro en un ciclo de 10 semanas tomando aproximadamente 1’2 litros de leche “semisemidesnatada” (mitad del vaso de 400 cc. desnatada, mitad semi) con proteína en polvo tengo bastantes gases, cosa que hace 4 o 5 años no me pasaba. El resto del año no tengo problema con una ingesta de cuarto litro diario, medio, los días de entrenamiento, aproximadamente. Lo malo es que la leche de soja es tan repugnante…Pero bueno, será cuestión de probar, quizá poniéndole un poco de café o de cacao a los batidos…

    De todas formas, ¿no se supone que la grasa de la leche es una de las mayores fuentes de vitamina A? Tenía entendido que el alimento más rico en vitamina A y por goleada es la mantequilla (no la margarina), grasaza pura. ¿Estoy equivocado?

    Saludos, y gracias por los consejos de tu blog, :)

  • Carlos

    Por cierto, te aconsejo que implementes en tu blog algún sistema antispam como esos que hacen una pregunta cuya respuesta debe ser correcta antes de publicar el comentario, los hay que muestran una serie de letras otros que preguntan cosas como operaciones aritméticas sencillas o cosas de cultura general como “¿Cuál es la capital de España?” y cosas así que dificultan que los programas que publican estos comentarios basura puedan hacerlo.

    Saludos.

  • Eduardo Perujo

    Hola; me llamo Eduardo y voy a intentar ser breve y comentaros mi experiencia con la leche de vaca o soja. Llevo 20 años de vegetariano, con temporadas muy largas de veganismo, información muy variada y experiencia propia de diferentes regímenes alimenticios; también en contacto con muchas personas y colectivos crudívoros, veganos, lactovegetarianos, frugívoros, etc. He sido de pequeño bronquítico asmático crónico, con diagnóstico a perpetuidad y sentenciado a no hacer deporte alguno. Adicto al ventolín y otras sustancias de las que me pude deshacer de más adulto; me dediqué tras ello al deporte y ha sido mi vida desde entonces. Ahora soy Técnico Deportivo, sigo lactovegetariano y adicto a las carreras de montaña y deportes en la naturaleza.
    He tomado cantidades de leche de vaca en mi infancia, lo que me provocaba una mucosidad considerable. Hasta los 25 años mi alimentación fue convencional y desde entonces vegetariano, higienista, etc. Tengo 45 años ahora y desde hace 20 no tomo leche de vaca y desde hace unos 12 tampoco de soja. No me considero en posesión de la verdad, pero suelo hablar con seguridad en base a mi experiencia y la de muchas personas más. La leche de vaca no es apta para el consumo humano, por más que nos la vendan. Sobre el miedo del calcio, etc, tenemos al pais más consumidor de leche de vaca (EEUU) con el mayor índice de osteoporósis y artrosis; la cantidad de calcio que posee un alimento no es directa a su absorción. Es indigesta, con gran cantidad de grasas y nada parecida a la leche materna, natural para nosotros en época de lactancia, periodo tras el cual, no debiera ser necesario tomar más leche, de ningún tipo. Existen muchos alimentos de donde obtener el calcio, (sésamo en puré, frutos secos, etc) y con mejor índice de absorción. Además, la leche que ahora podemos encontrar es todo menos leche (hormonas del crecimiento, antibióticos, etc, etc); se asemeja más a un cóctel químico que a un alimento ya que lo pasteurizan y no sólo una vez, sino dos, tres o cuatro (hasta cinco veces la pueden pasteurizar y ponerla a la venta). Hay multitud de pruebas y pueblos que se han desarrollado sin ella, con mejores resultados.
    En cuanto a la de soja, la he tomado varios años ya que era un sustituto de la de vaca; a favor que es vegetal, con buen contenido en proteínas; en contra, bastante indigesta, transgénica en su mayoría y fruto de un marketing potente para consumidores de occidente.
    Creo que hay en el mercado suficientes productos que pueden sustituir a las dos, y con más nutrientes asimilables (leche de almendras, de avena, de arroz, de chufas, etc) y lo mejor, ir variando unas y otras.
    Para acabar, tengo un hijo de 11 años, lacto-ovo-vegetariano, que no tomó más leche animal que la de su madre, y posteriormente algo de soja y luego de almendras, chufas, avena… Sí toma derivados lácteos biológicos como kéfir, queso, yogur…y creo que crece sano y fuerte, al igual que otros niños de comunidades vegetarianas que combinan nutrición, salud, ejercicio, descanso y relaciones sanas.
    Espero que a alguien le sirva de algo todo esto; cierto que cada uno ha de encontrar su equilibrio según sus gustos, limitaciones, información, etc.
    Un saludo a todos/as.

  • anamadrono

    Eduardo,

    muchas gracias por compartir tu experiencia en este blog. Está claro que hay personas que no toleran la leche de vaca, como parece ser tu caso. Me alegro mucho de que tus problemas hayan desaparecido y ahora te encuentres aboslutamente sano y puedas llevar una vida normal, sin problemas broncoasmáticos y puedas practicar deporte. Pero no podemos olvidar que hay muchas personas que toleran perfectamente la leche, son personas totalemente sanas, que no tienen problemas de salud. Cada uno debe encontrar aquello que le va bien.

    Una vez más, gracias por compartir tu experiencia aquí.

    Un saludo, Ana.

  • monica

    Hola. Queria comentar que dos de mis hijas se curaron de sinusitis al dejar de consumir productos laceos y tambien desaparecio el acne de una de ellas. Juro que si no lo experimento con ellas no lo hubiese creido. Hay demasiada desinformacion con respecto a la leche de vaca.Saludos.

  • anamadrono

    Hola Mónica,

    muchísimas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Tus hijas son una claro ejemplo de intolerancia a estos alimentos, su cuerpo reacciona con inflación ante el consumo de lácteos, de ahí la sinusitis y el acné. Cada persona es un mundo y es importante saber qué es lo que nos va bien y qué no. Me alegro mucho de que hayan desaparecido sus problemas.

    Un saludo, Ana.

  • Maijo

    Hola, interesante tema, pero ¡¡ojo¡¡ con la soja para personas con problemas de Tiroides que estén tomando tirosina (Eutirox,Levotroid) ya que la soja impide la absorción del medicamento .
    No obstante lo pone en el prospecto.Gracias.

  • Ana

    Para mí la cuestión no es lo que es más sano sino la triste vida de una vaca lechera: toda la vida pariendo para que nada más nacer les retiren a sus hijos, a los que no volverá a ver jamás y encima el destino de ellos es el matadero. Y una vez que deja de producir una cantidad de leche rentable, también es enviada al matadero. Después de saber esto, no tengo elección puesto que la leche no es necesaria para vivir, qué derecho tengo yo a obligar a un ser vivo a tener semejante vida?

  • seba

    Muy interesante tu blog. Pero no entiendo algo, ¿cuando te referís a que vos compras leche fresca quieres decir no pasteurizada o sea cruda, sin ningún proceso? De ser así es muy peligroso ya que esa leche contiene millones de bacterias causantes de enfermedades.

  • anamadrono

    Hola Ana,

    tu comentario plantea debates que están fuera del alcance y el objetivo de este blog. Son casi debates filosóficos; si creemos que tiene más entidad y derechos un animal o a una planta. Si el ser humano, que se ha hecho omnívoro (es decir, además de plantas come animales) a lo largo de la evolución, debe volverse vegetariano por el hecho de tener conciencia (a diferencia del resto de animales carnívoros u omnívoros)…

    Te agradezco mucho tu comentario, pero creo que no es este el foro idóneo para este tipo de debates. Si tu decisión ha sido la de hacerte vegetariana, la respeto profundamente.

    Un saludo, Ana.

  • anamadrono

    Seba, tienes razón, quizás no me he explicado bien. Cuando digo que compro leche fresca, me refiero a la leche pasteurizada, que requiere refrigeración y su duración es mucho menor que la UHT (que no requiere refrigeración y dura meses fuera de la nevera). Aquí en España, salvo que compres leche diractamente a un granjero, no se puede adquirir leche en ningún sitio que no haya sido previamente esterilizada. Efectivamente consumir leche sin esterilizar conlleva sus riesgos.

    Muchas gracias por escribir. Un saludo, Ana.

  • luz

    Hola:
    Creo que tienes bastante razón al decir que cada cuerpo es un mundo y que cada uno tiene que observar lo que le viene bien o mal.
    He tenido experiencia sustituyendo la lecha de vaca por la leche de soja (natural,sin calcio) durante unos 3 años y apenas tomaba derivados de la leche, observé que tenía dolores en las rodillas, los huesos los notaba más angulosos, cuando pasaba la mano por la espinilla de la pierna, notaba como si tuviera aristas, Hace un año y medio he vuelto a la leche de vaca y a tomar todos sus derivados, muchos yogures y queso, y lo que más me asombra es que mi espinilla se ha normalizado.
    Un saludo.
    Luz.

  • anamadrono

    Luz,

    muchísimas gracias por compartir tu experiencia aquí. Yo creo que lo lácteos tienen una no merecida mala fama. Y como tu dices, cada cuerpo es un mundo.

    Un saludo, Ana.

  • Alberto

    Hola Ana

    Hace poco han puesto en mi barrio un dispensador de leche fresca. Es muy cómodo! Vas con tu botellita (yo ya tengo una con sus vaquitas pintadas) y compras la cantidad que quieras. No es mucho más cara que la del súper y además evitas a los intermediarios que tanto daño estás haciendo a los ganaderos (pero bueno, ese es otro tema)

    El caso es que un día la compré, para probar, y desde entonces he abandonado la leche de brick. Es más , cuando algún día bebo leche (UHT) no me sabe a nada, es como agua. Eso sí, es leche entera, si bien no tengo problemas de colesterol

    Me gustaría saber tu opinión sobre la leche entera ¿es verdad que es mejor para los huesos?

    Muchas gracias

  • Alberto

    Quería decir “que tanto daño ESTÁN haciendo a los ganaderos…” perdón por el error ;)

  • Emma

    Hola a todos, cuando dí a luz a mi hijo dejé de tomar leche porque me dijeron que era mejor no tomarla para evitar el cólico del lactante, cuando quise volverla a tomar empezó sentame mal cada vaso de leche. evidentemente, ya prácticamente no tomo. Pero ahora me invade la duda de darle leche de vaca en el bibe de por la noche a mi hijo, ya que es bastante indigesta por la noche, por la mañana se la daré, pero la duda es por la noche….

  • Bárbara

    Muy interesante este post, es la primera vez que paso por aquí (buscaba información y he llegado vía google) y ahora voy a cotillear más, me gusta como te expresas!

    Voy a dejar aquí mi experiencia por si a alguien le sirve de ayuda. Tengo 22 años, y desde pequeña he tomado leche de vaca, pero sólo para desayunar y “por obligación”. Además siempre he tenido manía a sus derivados, no me gustan los batidos, ni los yogures… Nunca me había preguntado la razón por la cual detestaba estos alimentos pensando que era una cuestión de sabor, pero nada más lejos de la realidad. El año pasado, pasé una mala época en la cual engordé algunos kilos, y con intención de bajar de peso, comencé a tomar leche desnatada. Un familiar mío, conocedor de esto, me recomendó tomar leche de soja, que tiene mucho menos contenido graso como bien has explicado. Mi sorpresa fué, que en este cambio tan tonto, empecé a encontrarme muchísimo mejor: me notaba mucho menos inchada, con menos gases y no volví a notar la sensación de malestar con la que empezaba la mañana todos los días. Por supuesto, adelgacé (no quiero decir con esto que la leche de soja sea milagrosa, pero ayudar, ayuda).

    Recomiendo la leche de soja a todo el mundo que tenga dudas por esas razones. Sin duda, nadie mejor que uno mismo sabe lo que le va bien a su cuerpo, mi consejo es que la probeis, y actueis en consecuencia a lo que sintais con el cambio. Si a alguien le echa para atrás el sabor, en Mercadona venden Soja con café y Soja con chocolate de la marca Hacendado. El sabor es genial, la bebida tiene una textura cremosa estupenda y además, el bolsillo lo agradece ;)

  • Rouss

    Hola muy buenas tardes, hoy me he enterado que se han echo estudios sobre la leche de soja, que dicen que ahora no es beneficiosa para la salud, ya que afecta al tiroides, segun estudios!!…yo llevo tomandola desde hace 3 años, a mi me sienta bien mejor que la leche semidesnatada o entera, yo estoy operada de tiroides y no tengo tratamiento ya que la otra parte me funciona bien, me suelo hacer controles y todo perfecto….ahora bien!!…¿seria perjudicial consumir mas leche de soja de ahora en adelante??..deberia pasarme a la leche semi??…es verdad esos estudios sobre la Soja??…un saludo.

  • irenre

    Mi família es urionda de la provincia de Leon (España), y solo tomaban Leche de sus vacas, en la comida se regaba con Leche y mi abuela murió a los 91 años sin ningun achaque, mis tias tienen 84 y 86 años y siguen tomando Leche de vaca. Lo que si està claro que si no te sienta bien, toma otras clases de Leche.

  • javier

    Buenas tardes, Ana
    A la pregunta si la leche de vaca es buena o mala, tu respuesta ha sido correcta, depende de la persona. Pero mi pregunta es… es la leche de vaca o es el tratamiento que le aplican a esta lo que esta produciendo esta plaga (6.5 millones de personas en España, enero del 2013). Con este porcentaje de personas, intolerantes o alergicas, no podemos hablar si es buena o mala hay que dejar de tomarla hasta localizar el problema que esta causando esta ingente cantidad de intolerantes. Como caso anecdotico os digo que en una prueba de alergia a la leche a un niño de 4 años, el medico diagnostica que el pequeño es alergico a la leche de tetabrik, a lo cual el padre responde, sera a la leche, y el medico responde, no, su hijo no tiene ninguna reaccion a leche de vaca recien ordeñada pero es altamente alergico a la leche de brik.
    un saludo,
    javier

  • Walter Koyama

    después de ver esta conferencia no creo que tengamos tantas dudas en dejar de beber la leche de vaca

    http://youtu.be/qE28v4tKxQs

    además si los que ponen a la leche en el 3 er escalafón de la pirámide como alimento imprescindible , tienen negocios en la industria láctea , es obvio que sólo buscan su conveniencia económica a costas de nuestra salud, no sería la primera vez que hagan esto no?

    ya la industria farmacéutica lo hace impidiendo salgan a la luz plantas que curan enfermedades tales como el cáncer , etc,etc,etc

  • Sonia

    Muy interesante el artículo! Mi experiencia desde hace años, es q la leche de vaca me hace mucho daño al estómago…Después de pasarme a desnatada, soja, etc, empezaron a comercializar la leche sin lactosa y fue mi salvación unas temporada…Ahora he vuelto a la leche de soja y estoy encantada, mi estómago no sé hincha y no tengo esa sensación de malestar continuo, aparte de q he notado mucha mejoría en la piel. A mi niño en cambio, sí le doy leche de vaca, aunq al leerte, me has convencido de dársela fresca. Gracias! No obstante, sí puedo dar algún consejo..creo q el mejor médico es uno mismo

  • sugey

    A mi e encanta la leche y todos sus derivados, pero cada vez que la tomo me siento mal, pesado el estomago pero porque me encanta el sabor obvio eso. Mi salud se vio afectada por lo que decidí probar la de soya compre una liquida y no me gusto el sabor, luego cambie de marca (nutra) si me gusto y sentí como el cuerpo no hizo mala reacción, me sentí liviana, normal, bien note la diferencia de la pesades

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>